Pioneros de Siempre

La noche del invierno del 2005 marcó un triste final para quien encerró entre sus humildes paredes de quonset grande, una parte importante de la historia de la Cuenca carbonífera.

Es que ese nefasto 30 de junio, se llevó entre voraces, crueles e implacables llamas y humos densos, más de medio siglo de vivencias y quizás de sueños de los rioturbienses.

Y lo más relevante, sin duda, sus comienzos como comunidad, el paso del campamento a villa y posteriormente la transformación en ciudad. La historia misma de Río Turbio. O en todo caso el de un tiempo pionero con broche de oro.

Esa noche la noticia estrujó el corazón de los habitantes de la Cuenca y de más allá, también.

b_200px_150px_16777215_00_images_Articulos_pequenas_historias_FOTOS_VARIAS_032.jpgEl Cine Río Turbio estaba siendo víctima de un incendio que sin piedad, a la vez, convertía en grises cenizas y chapas retorcidas 54 años de vida de la sociedad lugareña.

En los comienzos de Río Turbio, no existían muchas posibilidades de distracción y esparcimiento, salvo las que ofrecía el Club Patagonia, luego devenido en Club Y.C.F., donde se podían presenciar eventos deportivos, mayormente partidos de basquebol o alguna improvisada peña. Lo cierto es que el cine pasó a ser la distracción mayor para la población de aquellos tiempos y por muchos años después.

También fue motivo del desarrollo de vida social, restringida ésta por el clima. Estas veladas eran el encuentro de los amigos, de los vecinos, de las familias. El asistir por lo menos una vez a la semana a la función de cine era casi una obligación de los rioturbienses. El programa consistía en la proyección de dos películas y el intervalo era la ocasión propicia para que su hall se colmara de espectadores y se diera rienda suelta a la conversación y al intercambio de información y opiniones sobre distintos temas, se adquiriera alguna golosina en el kiosco de Dragutín o simplemente se aprovechara el tiempo para fumar un cigarrillo.

Todo un acontecimiento y para ello las mujeres y los hombres lucían sus mejores galas, claro eran otros tiempos. No sabemos si mejores o no, pero se valoraba lo poco o mucho que se tenía, y el cine con su sala y la posibilidad de recreación y de vivir momentos de ficción dejando correr la imaginación era algo importante para la comunidad, con decir que a veces no daban abasto las butacas y entonces algunos vecinos se llevaban sillas o bancos de sus casas y las ubicaban en el pasillo central de la sala para no perderse la película.

La sala se distinguía por la muy buen acústica y su escenario estaba preparado, de alguna manera, para realizar representaciones teatrales, actuación de grupos corales y también de interpretes de la canción y de la música popular en vivo.

A lo largo de su importante historia, sus instalaciones se utilizaron para la presentación de conjuntos y b_200px_150px_16777215_00_images_Articulos_pequenas_historias_FOTOS_VARIAS_421.jpgsolistas de nivel nacional que visitaron la zona. Así lo hicieron el grupo vocal Opus Cuatro, Luis Landricina, Las Voces Blancas y muchos otros. En cuanto a obras teatrales, su escenario periódicamente se alumbraba con las luces del grupo de teatro local dirigido por Angel Renato Nestiero Maré y la participación de Marta Gordillo de Blachere, con obras que merecían el aplauso de los rioturbienses.

Pero además sus instalaciones se colmaban con los adherentes de los distintos partidos políticos, que en el periodo de elecciones presentaban a sus candidatos y hacían llegar sus propuestas de transformación y progreso a la ciudadanía. Fueron los protagonistas de la política local y provincial y hasta nacional, los que en algún momento subieron al pequeño escenario, teniendo como fondo la pantalla perlada. Asi recordamos el paso de Conrado Storani de la UCR, de Arturo Puricceli del Justicialismo en su campaña para la gobernación de Santa Cruz, de la Doctora Angela Gerónima Sureda, y de quien fuera gobernador y presidente Dr. Néstor Carlos Kirchner, entre otros.

Indudablemente el cine-teatro de Río Turbio representa una pérdida importante para la comunidad de la Cuenca, ya que era la única sala, pero su valor lo es más por lo histórico y el sentimiento que traen los recuerdos de haber acompañado a sus habitantes en un tiempo en que en el lugar no existía la televisión, ni videos, ni Internet.

Como no recordar que en la época en que el cine era administrado por la Cooperativa Río Turbio Ltda. cuyo gerente era Pedro Lozano, además de recibir material fílmico desde Río Gallegos, se realizaba intercambio con Puerto Natales y esto permitía que los habitantes de la Cuenca, pudieran tener acceso a estrenos al mismo tiempo que en Buenos Aires. Algunos nombres de quienes se desempeñaron como encargados de la sala en ese tiempo Yamil Ochi, Pedro Diaz, Alberto Mario Saúl.

Una parte importante de nuestra pequeña historia, sin duda, se fue entre las llamas y el humo de esa noche nefasta del 30 de junio del año 2005.+


 

 

 

Comentarios   

#2 irene peretti 23-07-2012 22:10
¡¡¡¡¡ Si !!!!!! cuanta nostalgia al recordar todo aquello ,y encima el dolor de la perdida total :sad:
Citar
#1 Daniel Laguna 23-07-2012 22:09
Grandes y hermosos recuerdos de ese cine de Rio Turbio, de el tengo mis mejores recuerdos de niñez y juventud, alli vi mis primeras peliculas de niño, y era un lugar de encuentro casi obligado los dias domingos en mi juventud. Ojala se pueda reactivar esta sala para poder llevar a mis hijos, que estan creciendo en este hermoso lugar de mi pais.
Citar



Flag Counter