Pioneros de Siempre

Descargar este Capítulo en PDF      Descargar el documento completo comprimido en ZIP

Página 1

YCF 1972 - POLO DE DESARROLLO QUE ABRE CAMINOS

El viejo y el nuevo carbón

El viejo y nuevo carbón que guardan las entrañas de la tierra, adquiere hoy más actualidad que nunca. Es una de las materias primas de mayor cotización porque es insustituible en muchos procesos y porque los mismos avances tecnológicos le presentan nuevas y promisorias posibilidades para el bienestar de los pueblos. Está visto y demostrado que la realidad ha destruido el concepto de quienes lo suponían ya suprimido o desplazado ante los deslumbrantes hallazgos de la ciencia actual. Ello creó una curiosa situación: países que hace pocos años decidieron limitar su producción carbonífera y cerrar minas, hoy están buscando afanosamente soluciones a su escasez, apremiados por el hecho de que las naciones que siguieron incrementando sus producciones tampoco alcanzan a cubrir las necesidades propias y las de los países clientes.

Para dar una idea aproximada de la actual importancia del carbón, corresponde señalar estas cifras de 1969, que incluyen la hulla y los lignitos. El mundo ha producido alrededor de 3.100 millones de toneladas con la siguiente distribución aproximada:

Europa (excluida Rusia) 33 %
Unión Soviética 20%
Asia (incluida China) 25 %
América del Norte 16 %

El resto o sea el 6% restante, se distribuye entre Australia, con 68 millones de toneladas, Africa con 57 y América del Sur con 8, de las cuales tres corresponden a Colombia, 2 a Brasil, 1,5 a Chile y 520.000 a nuestro país.

Puede afirmarse con énfasis, entonces que el mundo ha iniciado la década del 70 bajo el signo del carbón. Nuestro país no escapa a ello. Y es por eso que la tarea de Yacimientos Carboníferos Fiscales representa una alta responsabilidad en cuanto a la política de abastecimiento y previsiones, que la arraigan hondamente en el proceso y el desarrollo del país.

Labor exploratoria de YCF

La exploración geológica realizada hasta el momento para determinar la existencia e importancia de yacimientos de carbón mineral, ha cubierto una superficie de 92.000 km2 y se han ejecutado, con igual objeto, 370 perforaciones que atravesaron un total de 70.000 metros de terreno. Los laboreos mineros de exploración e explotación -galerías, piques, chiflones, etc.- llevados con ese efecto en las distintas regiones investigadas, principalmente en Río Turbio, suman unos 70.000 metros lineales.

Las áreas carboníferas se extienden a lo largo de la zona precordillerana y, en partes, también en la zona cordillerana, principalmente en las provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz; aunque se conocen también formaciones carboníferas en Salta y Jujuy.

En la exploración asfaltífera de la región comprendida por las partes de las provincias de Mendoza y Neuquén más arriba mencionadas, se llevan cubiertos unos 30.000 km2 de geología de superficie, 34 sondeos con 2.450 metros de terreno atravesados y unos 22.000 metros de laboreos exploratorios y de extracción comercial.

También han sido objeto de trabajos exploratorios las turberas, es sabido que las más importantes turberas se encuentran en Tierra del Fuego, donde se cubicaron 90.000.000 de toneladas de mineral calculado sobre base seca.

Las rocas y esquistos bituminosos constituyen, asimismo otros de los minerales cuya investigación corresponde a Yacimientos Carboníferos Fiscales. Los estudios llevados a cabo en los yacimientos de estos minerales situados en le norte y centro oeste de la provincia de Mendoza y en el oeste de San Juan, se presentan como los más promisiorios, principalmente los de Rincón Blanco en el faldeo occidental de la Sierra del Tontal de esta última provincia. Se han cubicado 750.000.000 de toneladas de mineral, con un tenor de 7,5 a 9 % de aceite en promedio, para los bancos de mayor rendimiento.

Los resultados de la labor realizada en el campo preliminar de los estudios que hemos señalado constituyen la síntesis del inventario de la existencia de combustibles sólidos minerales en el país.

Cubicación de reservas en el yacimiento Río Turbio

En el cálculo de las reservas carboníferas, se han tomado como base los datos provenientes de mediciones en laboreos y perforaciones, complementados con los conocimientos geológicos de la cuenca en base a criterios de sedimentación. En tal sentido, en las interpolaciones y extrapolaciones de datos se ha tenido en cuenta no sólo la posible área de influencia de cada punto determinado, sino -y especialmente- las características de sedimentación, regularidad o variabilidad de cada manto. Como tope mínimo explotable, se consideraron espesores de más de 0,70 m., descontándose las intercalaciones mayores de 0,10 m. Los cálculos se efectuaron sobre una subdivisión de los mantos en sectores, calculándose el espesor medio para cada sector, a fin de obtener exactitud que si se asignara un espesor medio toda la extensión del manto.

De acuerdo con el grado de seguridad que ofrecen los datos disponibles y extrapolaciones admisibles la reserva global de 450.000.000 de toneladas se distribuye en tres categorías clasificadas en: medio indicado e inferido. (60) Obsérvese la reducida proporción de las dos últimas categorías, debido a lo avanzado de la explotación que ya, prácticamente, ha determinado los bordes de los mantos.

Producción

Al cumplirse el año 1970 la producción bruta de carbón de Río Turbio sobrepasó la "barrera" del millón de toneladas lo que permitió obtener la cantidad de 631.757 toneladas comerciales.

NOTA: Durante los años 1951 a 1964 las toneladas consignadas para carbón depurado, están integradas por carbón zarandeado a mano y grueso, fino y mixto lavado. A partir de 1965 se determinaron varios tipos de carbón que, de acuerdo a las calorías y porcentajes de cenizas fueron agrupados en dos clases COMERCIABLE (1a. calidad) y NO COMERCIABLE (2a. calidad)

Como ejemplo del constante dinamismo impreso al desarrollo de YCF, habla con claridad la labor cumplida durante la última década. Tomando como base la producción comerciable de 1965, que fue de 228.114 toneladas en 1970 se lograron 615.541, lo que implica un incremento dentro de dicho lapso, del 113,6% es decir, un aumento anual promedio de casi el 23%. Hubo un mejoramiento de productividad referida al número de agentes, del 150%. También puede concluirse que, con relación a los gastos en personal, en 1965 se emplearon u$s 24,49 por cada tonelada de carbón depurado, mientras en 1970 ese valor se redujo a 9,17 dólares.

Por lo expuesto, es indudable que ya están dadas las condiciones para que Río Turbio se desarrolle auténticamente, sobre la base de la explotación del carbón y la actividad privada que esta industria generará cada vez con mayor acento. Genuino polo de desarrollo, cuenta con un plan de urbanización y regulador así como de ampliación vial, que incrementarán su atractivo turístico. A la ruta 293 (en el futuro 40) entre Río Turbio y Cancha Carreras se suma la posibilidad de que partiendo desde aquel punto y por cómodas rutas, se pueda ir hacia el norte visitando Calafate, lago Argentino con sus ventisqueros, o las cercanas poblaciones chilenas de Puerto Natales, Seno Ultima Esperanza, etc. y, yendo hacia el sur a la próxima Tierra del Fuego.

El mercado nacional del carbón

Quienes piensen que la extracción del carbón de Río Turbio resulta una actividad sólo justificada por el mantenimiento de un polo industrial patagónico, desconocen en buena medida las circunstancias reales que se dan en todo el mundo: una asombrosa expansión de esta actividad extractiva y un tremendo impulso y desarrollo de la tecnología carbonera.

En primer lugar, producir y vender carbón es librar calorías para producir y a esta actividad por cierto no se puede calificar de superflua. Como se ha hecho en muchos países del mundo más o menos desarrollados que el nuestro, pensamos en la conveniencia nacional de consumir el mineral en usinas térmicas y liberar, de este modo, más combustibles pesados, como el fuel-oil para obtener destilados más livianos con mayores valores agregados.


(60) Estamos dando datos correspondientes al año de escribirse el presente trabajo, es decir, 1972.

 

Comentarios   

#3 Aly 25-09-2017 21:10
[Hola Claude, quisiera contactarme con vos, para recopilar la historia de tu padre y de todos los franceses que estuvieron por esta zona. Por favor escribime a mi mail. Un abrazo desde Río Turbio!
Citar
#2 Mario Marazzi 07-12-2016 04:01
Estimada señora: La invito a leer PUEBLO NUEVO, vinculado con la fundación de "28 de Noviembre" Fue antes de comenzar el año 1960 y se fundamentó en la pésima relación que mantenía la Administ. de Río Turbio con el Gobierno de la Provincia. Un cordial saludo Mario Marazzi
Citar
#1 Claude Lecomte 16-07-2016 21:45
Hola,
Soy francesa y por desgracia mi español no es muy bueno. He mirado todas las páginas de la mina. Me sorprendió ver que en ninguna parte se menciona la misión francesa que mi padre André Lecomte ha hecho al final del año 1958, en 1959 y al principio del año 1960 para desarrollar la mina. Se produjo después de un acuerdo entre Sofremines, una filial de Charbonnages de France, y Yacimientos Carboníferos Fiscales, cuyo presidente en ese momento era el general Uranga. La misión continuó después de la partida de mi padre, no sé cuánto tiempo. Mi padre escribió sus memorias lo cual habla de la misión, con fotos de Rio Turbio. Por desgracia, si estas imágenes son bastante buenos en el libro de sus memorias, que no tengo los originales. Me quedé durante unos meses en Río Turbi. Alguien de ustedes tiene recuerdos de aquella época?
Con saludos
Citar



Flag Counter