Pioneros de Siempre

Descargar este Capítulo en PDF     Descargar el documento completo comprimido en ZIP

Página 1

PRODUCCION Y DEPURACION HASTA 1950

EL ING. J.A. BACIGALUPO

LAS LABORES MINERAS

Durante el año 1950 se tropezaron con numerosos inconvenientes que impidieron continuar con ritmo creciente la explotación del yacimiento. Solamente se produjeron 24.000 toneladas de carbón como consecuencia de la carencia de elementos que se habían adquirido en Europa y que no llegaron en término debido a una huelga marítima que se prolongó durante tres meses. Faltaron martillos neumáticos, ventiladores de mina, transportadoras repuestos y explosivos de seguridad, que debían importarse del exterior. También hubo dificultades en ese año para completar la dotación necesaria de personal minero: se cubrieron solamente 274 plazas de las 460 deseables.

Se trató, mientras tanto, de dar mayor énfasis a los trabajos de exploración, dedicándose preferente atención al estudio del subsuelo para definir el área en colgada, al sur de la Vega San José, para su futura explotación. Para poder trazar definitivamente las galerías principales para la explotación del carbón yacente en esa zona, fueron realizados trabajos de superficie, complementados con la perforación de los pozos 113, 114 y 115. De los resultados obtenidos se ubicó la bocamina de la que habría de ser la Mina N° 3.

El carbón extraído hasta 1950 procedía de las Minas 1 y 2, ambas en el Manto Superior.

Para esa época, la longitud de la galería principal de la Mina 1 era algo superior a los 1.000 metros. Sus dos galerías principales, la 1 y la 5, construidas a nivel, estaban comunicadas al exterior a través de 15 chiflones, según el buzamiento del manto. Se estaba ya próximo al abandono, o sea, el que estaba situado en el nivel superior al de las galerías. La parte en clavada, o sea, la inferior, se proyectaba extraerla posteriormente por la Mina 2, situada por debajo de la Mina 1, aprovechando así la gravedad para el movimiento del carbón.

En la Mina 1, se aplicó el método de explotación por cámaras y pilares (room and pillar), ensayándose, precisamente durante el año 1950, el de Largos Frentes (long wall), con derrumbe y en retroceso.

El total extraído de carbón en la Mina 1, hasta el año que consideramos, fue de unas 65.000 toneladas.

En cuanto a la Mina 2 se inició la extracción a mediados de 1947, en que se comenzó su galería principal, en la parte baja del Manto Superior. En el año 1950 esa galería llegó a los 650 metros, cuando la mina estaba en su pleno desarrollo. Aún no se había logrado dar comienzo a la mecanización de las labores mineras, que, prácticamente se explotaban con trabajo manual a pico y pala y, parcialmente, con martillos neumáticos. Se gestionó por entonces la adquisición en Gran Bretaña y en los EE.UU. de Norteamérica de compresores de aire, herramientas neumáticas, máquinas cortadoras de carbón (llamadas rozadoras) transportadoras de cintas y canales oscilantes, locomotoras de mina, cargadoras, etc., por valor de más de medio millón de libras esterlinas y unos 200.000 dólares.

La fortificación de las labores se efectuaba con madera de lenga, extraída de montes de la zona, que se transportaba al costado de los caminos con bueyes y, desde ahí, en chatones arrastrados por tractores. Mientras tanto, se estudiaba el futuro empleo de la entubación metálica en los frentes de trabajo.

Los comienzos de la explotación de la Mina 3, como consecuencia de haberse puesto de manifiesto la extraordinaria importancia del manto Dorotea, ocurrieron a fines de 1946, cuando en el mes de noviembre se dispuso la apertura de la galería 34, o sea, a unos 3 kilómetros al Este de la actual bocamina. Al llegar al año 1950 esa galería alcanzó los 700 metros de longitud y de ella se derivaban labores secundarias y cortavetas que permitieron el reconocimiento del manto A y del mismo Dorotea en profundidad.

Visto la importancia del manto y su ubicación se determinó que la Mina 3 sería la principal del yacimiento y, a través de ella que se explotase el amplio paño en colgada, en un ancho de alrededor de un kilómetro. Asimismo se dispuso que la franja de carbón del manto Dorotea, situada en el nivel más alto y que llegaba hasta la línea de afloramiento, fuera extraída, también en colgada, a través de otra que habría de ser la Mina 4.

La depuración del carbón

Dado el tenor en cenizas del carbón bruto extraído, desde el principio fue permanente preocupación de las distintas autoridades de la 085Empresa, la depuración del carbón a fin de despojarlo de sus impurezas, principalmente formadas por arcillas. Inicialmente se operó mediante la única selección posible, o sea la manual, que consiste en hacer correr el producto sobre una cinta, mientras unos obreros dispuestos a sus costados extraen los trozos de arcillas e impurezas detectables a simple vista. Más tarde en 1950, se construyó una planta experimental depuradora - briqueteadora, de una capacidad de 20 toneladas por hora o sea unas 300 toneladas por día, ubicada a pocos metros de la bocamina de Mina N° 2.

Simultáneamente y sobre la base de estudios de lavabilidad del carbón, efectuados en el país y en los EE.UU. de Norteamérica y Alemania, se prepararon en Buenos Aires las bases de un proyecto para la instalación en Río Turbio, de una moderna planta de depuración por el sistema de medio denso, de una capacidad de tratamiento de por lo menos 500 toneladas por hora y para que entregara, como producto final, un carbón de un 10% de cenizas. El carbón bruto tal cual procedía de la mina, y que debía ser tratado en esa planta, poseía entre 35 y 40% de cenizas. 

En tomo a la depuración e industrialización del carbón se desarrolló entonces una intensa actividad en el Dirección de Combustibles Sólidos Minerales. Los técnicos de la mina, juntamente con el técnico alemán contratado doctor Friedich S. W. Danulat de la firma Lurgi Gassellschaft Warmetechnik G.m.b.H. de Alemania, prepararon un anteproyecto de una planta semi-industrial de carbonización en dos etapas para elaborar coque metalúrgico, a instalarse en Río Turbio mientras se mantenían tratativas con la firma alemana Diddier Werke a efectos de un estudio completo de la coquificación; se proyectó una planta de gasificación de carbón de una capacidad de 2.400 t/día y la correspondiente planta de síntesis para la obtención de combustibles líquidos y productos químicos varios, partiendo de un estudio de la ya mencionada Lurgi Gessellschaftfúr Wemetechnik G.m.b.H.; y se hicieron estudios de laboratorio para la obtención de alúmina y materia prima para cemento a partir de las cenizas del carbón de Río Turbio; se efectuaron ensayos de briqueteo; de combustión de locomotoras; en turboquemadores, etc. Algunos de estos estudios se realizaban con la colaboración de la Facultad de Ciencias Exactas Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Todos estos estudios demandaron una paciente investigación, pero los mayores anhelos se centraron en poder contar por lo menos con una planta depuradora, que permitiera la comercialización de un carbón con menos porcentaje de cenizas que el que entonces se entregaba al mercado consumidor.

Ingeniero José A. Bacigalupo

Cuando se recuerda la actividad desarrollada en investigaciones, estudios y trabajos vinculados con la depuración e industrialización del carbón de Río Turbio, es imposible sustraer de la misma la figura del ingeniero químico José Andrés Bacigalupo.

Su personalidad vigorosa, pujante, a veces arrolladora se encaminó, desde sus primeros días de profesional en la ex-División Carbón Mineral de Y.P.F., a desentrañar todas las posibilidades y aplicaciones que prometía el carbón mineral nacional. Trabajó sin pausas, sin descanso, sin dar descanso a quienes lo rodearon, sin postergar cosas para el mañana como si presintiera que su presencia física sería breve como efectivamente lo fue.

La vida generosa del ingeniero Bacigalupo fue una ininterrumpida entrega de conocimientos, de afectos, de compañerismo. Su sólida capacidad técnica la volcaba en su trabajo y la transmitía a quienes estaban en tomo suyo.

Bacigalupo que tenía bien claro su propio objetivo entendía que en el trabajo en equipo todos los participantes debían saber para qué y por qué se realizaba un trabajo.

La bonhomía que desbordaba de su corpachón conquistó legiones de amigos. Supo decir las cosas más duras y llegó hasta las reprimendas más severas sin herir a nadie, porque siempre las dijo con afecto, cariño y respeto por la dignidad de sus semejantes.

 

Comentarios   

#1 Alicia de Bacigalupo 23-07-2012 20:44
Hemos realizado una visita a esta hermosa y querida ciudad de Rìo turbio con el objetivo que mi hijo (nieto del Ing Bacigalupo) conociera la Planta Depurada que lleva el nombre de su abuelo, como recordatorio a su tràgica muerte y en homenaje a su desempeño y entrega a la empresa, y con gran tristeza pudimos observar la falta de conservaciòn, (faltan letras). Al ver tanta decidia nos provocò una gran desilusiòn ya que nos sentimos muy orgullosos de su trayectoria.
Citar



Flag Counter