Pioneros de Siempre

No sé si CLARA VAPNIASSKY a sus 62 años aceptó de buena manera que su hijo se trasladara a cualquier punto de la República Argentina, como lo disponía, en aquella época la Empresa Carbonífera Y.C.F. Lo cierto es que JORGE BERESTOVOY, tomó tempranamente refugio en la habitación número 17 correspondiente a uno de los edificios que disponía la Empresa para sus empleados solteros (Pabellones).

Aquél ávido lector del diario socialista “LA VANGUARDIA”, en la solicitud de empleo manifestó su profesión de Técnico Constructor, otorgado por la Escuela O. MAGNASCO de Capital Federal.

El diecisiete de Diciembre de mil novecientos cincuenta y ocho ya estaba de alta en la Empresa Y.C.F. uno más, de los tantos emigrantes que se acercaban a prestar servicios en la Cuenca Carboníferas. Ya en éste lejano rincón del país; y con una rúbrica al pie de la ficha individual el agente legajo nº 153 sellaba su destino de larga soledad rioturbiense.

En los comienzos, algunos dicen de su postura “ANARQUISTA”, luego EL Socialismo de ALFREDO PALACIOS…

Y por último de su actitud de lobo perdido que se fue acrecentando con el correr de los años, años de lengas, inviernos y trabajo.

En Río Turbio estudió. Y fue integrante de la primera promoción de Técnicos Electromecánicos allá por el año 1968 (E.N.E.T. Nº 1) y con dos títulos bajo el brazo ejerció la docencia, validado por el Artículo 29 de la ley 18.037 docente Área de Frontera Articulo 21 Decreto 538/75 desde los años 1960 hasta entrado los años 80.

Desde la Asociación Trabajadores del Estado hasta el Pabellón número 7, era una postal cotidiana, un paisaje a sepia verlo bajar, por la Avenida de los Mineros casi al borde del desaliño y el abandono. Apenas un saludo,- un “de nada”- sin amigos y una mirada misógina.

¿Puede abrazar tanta soledad un hombre? BERESTOVOY era la prueba concreta y verdadera…

Volviendo un poco atrás, precisamente el 02/09/1985 asume como regente de la Escuela E.N.E.T. Nº 1 su vida y sus trabajos no son penas, tampoco la gloria. Son solo paredes de la obra de construcción que fue levantada por él a fuerza de soledad para cerrar y sostener sus techumbres.

Corto, escaso o moderado pasó por la Asociación Personal Superior Profesionales y Técnicos. Asi también pasó por la vida, llanamente, al ras del olvido… vecinos recordar sin enconos, solo fue uno mas de nosotros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar




Flag Counter