Pioneros de Siempre

 

b_200_270_16777215_00_images_Articulos_desafio_de_la_paciencia_guillermo009.jpg Mi pecho se desbordó de amor,
matando el desahucio de esta soledad.
Me enamoré de un amor prohibido,
en un crepúsculo que ha cambiado.
Mi ansia, mi anhelo, mi ambición
y mi capricho eres tú.
Pensaré como raptar este amor,
acosando al astro de luz propia.
A la sombría de enero,
allegándote a los susurros de mis sentimientos.
Cada aventura nos desafía
en el retoño de una estrella.
La luz de esta perla nos guía al camino del pecado,
aunque tu ser sea mi condena,
yo te seguiré amando...
  Ariel Zubelza

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar




Flag Counter