Pioneros de Siempre

Ángeles, esos mensajeros inoportunos,
que a tus labios no han llegado,
por ello yo estoy en el cielo,
por haber besado esos besos.

Ahora tú marcas su camino,
ellos se guían por el amor
que sienten cuando te siguen a vos.

Me siento un seguidor,
cuando beso esos labios,
y soy como un Dios,
cuando estoy con vos.

El infierno no es más que tu ausencia,
y el cielo, el infierno de un amor.

Miel de luna incendiada,
así son tu ojos en la noche.

Pétalo de azúcar de un rojo fuego intenso,
de un sabor desesperante,
así son los besos que amo.

Dios y vos son mi mayor pasión,
y besarte es más que una ilusión.

                                         Matías Falero


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar




Flag Counter